Sicilia, una segunda casa

Actualizado: 21 de ago de 2018

Finalmente he encontrado el tiempo de sentarme y organizar algunos consejos para visitar Sicilia. Esta tierra posee un patrimonio espectacular fruto de las civilizaciones que se han sucedido y que han cruzado el Mediterráneo.



Describir una isla tan grande en pocos renglones es una empresa complicada. Voy a publicar varios post sobre esta tierra organizando los escritos según las zonas geográficas. Empezaremos hoy con la ciudad de Palermo, capital de Sicilia.



Palermo es una grande ciudad en la costa norte de la isla. Ha sido el escenario de famosos acontecimientos, más allá de la crónica mafiosa. Sí porque Sicilia es mucho más que Mafia y crimen, ella es arte, gastronomía, paisaje y poesia, en fin el verdadero corazón de Italia.

Palermo posee un aeropuerto que se llama Falcone y Borsellino. Para los que no saben quienes son estas dos personas tan importantes para dedicarles un aeropuerto, sepan que son los heroes contemporaneos del pueblo Italiano.

Giovanni Falcone y Paolo Borsellino fueron dos magistrados que durante los años 80 dedicaron su vida a la lucha contra la Mafia y ambos fueron asesinados (con solo tres meses de distancia el uno del otro) por los mismos Capos de Cosanostra. Un primero encuentro con esta realidad el viajero lo puede ver en el tramo de autopista que une el aeropuerto con la ciudad de Palermo: a la altura de Capaci se encuentra el monumento que recuerda el atentado que sufrió Falcone y en el cual perdío la vida junto con su escolta. No quiero empezar el post con noticias tristes pero en Sicilia el drama y la alegria se mezclan y podrán ver muy frecuentemente referencias a estos grandes personajes.

Mural en homenaje a Falcone y Borsellino

Palermo se divide en cuatro grandes mercados que son imperdibles para todos lo que quieran conocer como viven los palermitanos: la Vucciria, Ballaró, la Kalsa y el Capo. Aqui podrán admirar los colores intensos de los productos del campo, sentir los aromas de la fruta y escuchar los gritos de los vendedores de pescado.

La ciudad es una criatura misteriosa, un lugar donde el abandono y lo sublime siempre han ido de la mano, donde se cruzan maravillosos mosaicos bizantinos con iglesias barrocas, los rubios con los morenos, el caos con el orden. En Palermo hay que dejarse llevar, no es una capital cualquiera, aquí todo es el contrario de todo. No los quiero aburrir con todos los monumentos y las cosas que hay para conocer en este rincón de tierra: cada uno debe seguir su propio ritmo, su propia curiosidad y no dejarse arrastrar por lo que "si o si tengo que ver". En esta página (https://www.deliziaviajes.com/ideas) encontrarán fotos de nuestros últimos viajes por Palermo y podrán reconocer la Catedral, el Palacio de los Normandos, la Martorana, los cuatros cantos, el puerto, los mercados, el teatro Massimo, iconos de la ciudad y espectaculares ejemplos de su majestuosidad.


Pasamos ahora a otra parte muy muy importante de Sicilia: su gastronomia.


En Sicilia hay que comer, no hay alternativa. Todo es más sabroso, más tentador y parece un pecado no dejarse llevar por estas delicias. Palermo es famosa por su street-food, la comida callejera. Aquí simplemente se come estando parados o caminando, muchos sitios ni tienen mesas pero se crean largas colas para poder llevarse un cannolo o panino con la meuza.

En Sicilia, como casi en todo el sur, los platos más famosos estan fritos y la palabra dieta hay que olvidarla. Arancina, crocché, panelle, cannoli, son solo algunas de las esquisitez que hay que probar. Para no hablar de las granitas y de los helados! En la via Maqueda, la calle principal del paseo palermitano, encontrarán varios sitios donde pedir cualquiera de estos productos, son experiencias que valen un viaje!

La ciudad de Palermo es una joya pero no nos podemos olvidar de sus alrededores: las playas de Mondello, el pueblo blanco de Cefalú y la catedral normanda de Monreale. A Mondello se puede llegar comodamente en autobus. el pasaje es muy barato y lo pueden comprar cerca de la Plaza Politeama. Para llegar a Cefalú la opción mejor es el tren que en unos 50 minutos nos lleva a conocer este pueblo maravilloso. Más complicado puede ser llegar a Monreale, no aconsejamos en absoluto tomar el transporte público, es un verdadero desastre. La opción mejor es contratar un bus turistico, no es barato per en pocos minutos podrán apreciar toda Palermo desde lo alto de la terraza de Monreale.


Pronto publicaré otras informaciones para los viajeros que quieran conocer esta tierra, siguiendo el camino hacia el interior hasta llegar a la costa occidental de Trapani.

Para saber más sobre nuestras salidas les aconsejamos seguir la página fb #deliziaviajes e Instagram Delizia_viajes . Próxima salida desde Argentina "Descubriendo Sicilia" abril-mayo 2019 www.deliziaviajes.com/promo


BUON VIAGGIO A TUTTI!
  • YouTube - White Circle
  • White Instagram Icon
  • White Facebook Icon

DELIZIA VIAJES é un marchio Hermes Viaggi 

Corso Mazzini 188 - 63100 Ascoli Piceno

Whatsapp: +39 3519205230

info@deliziaviajes.com

P.IVA 02168680441

Iscrizione REA-AP 198075 

Polizza RC ERV nr 162130140

Quedamos en contacto

© 2017  DELIZIA VIAJES